El suelo vinílico es apto para cocinas, baños o cualquier otra habitación o terraza que necesite un cambio. Así pues, podrás utilizarlo tanto en interiores como exteriores, eso sí, siempre teniendo en cuenta que, si lo exponemos a condiciones climatológicas como el sol directo y lluvias, podrá acortar la durabilidad del material.

Pero, además este tipo de vinilo también está pensado para ordenadores, paredes o móviles, pero también se pueden aplicar en puertas, ventanas o muebles…

Eso sí, el vinilo se adherirá correctamente en aquellas superficies rectas y lisas. Deberemos evitar zonas con molduras y que sean porosas.

Los materiales, siempre que sean lisos, pueden ser diversos: madera, mármol, azulejos, metal, plástico, cristal o pintura en paredes.

No recomendamos su colocación en superficies de yeso, estucado veneciano, gotelé o gresite.

WhatsApp chat